fragmento 1 fragmento 21

by

la Decadencia es la pérdida de la inconsciencia; porque la inconsciencia es el fundamento de la vida. el corazón, si pudiera pensar, se pararía.

parecen resonar los ecos del verso de blake ("si el sol y la luna se pusiesen a dudar, se apagarían de inmediato"). no es preciso profundizar en el aforismo de soares, ya fue descrita prolijamente la desgracia de la consciencia - fue maldita mil veces. más interesante sería describir las dramáticas relaciones amo-esclavo que el hombre mantiene con sus valores, con sus ideas, en suma con su personalidad. lanzar la mirada al frente y darse cuenta horrorizado que, hasta la muerte, tendremos que convivir con unos mismos ideales largamente moldeados, quizás metamórficos pero siempre ajustados a la perfección a nuestro estilo de vida y a nuestras creencias, bajo su yugo incesante, y tomar consciencia que es la inteligencia su causa y que, sin quererlo, hemos levantado un ídolo en nuestro corazón al que debemos obediencia eterna...

no en vano habla nietzsche de la envidia que sienten los "rectos" ante la libertad de aquellos más incoherentes pero también más vitales (aunque aqui nietzsche es ingenuo: tampoco esos escapan ni un solo segundo de su vida del lazo del amo déspota al que llamamos Yo).

una vez más, soares parece dar la clave:

haya o no dioses, de ellos somos siervos.